La arquitectura de eficiencia energética es aquella que está orientada con el objetivo de disminuir el consumo energético de la vivienda. En la actualidad, los inmuebles implementan más este criterio arquitectónico, que se ha convertido también en un factor a tener en cuenta a la hora de comprar una casa.

En este artículo te contamos qué no puede faltar en una casa eficiente y cómo hacer que disminuyan las facturas energéticas gracias a ello.

 

Adapta tu tarifa a tu vivienda y no a la inversa

 

Comprar una vivienda con un alto grado de eficiencia energética es un gran paso hacia la sostenibilidad y el ahorro de energía, pero no tiene que ser el único.

Para ver cómo ello se refleja en nuestras facturas de luz y gas tenemos que conocer nuestras necesidades energéticas y contratar en función a ellas.

Por ejemplo, algunos consumidores tienen su gasto muy centrado en horas, para ellos es ideal una tarifa de discriminación horaria; mientras que para otros puede ser óptima una tarifa plana donde puedan consumir sin preocupaciones.

Utiliza un comparador de tarifas para escoger el mejor precio y no dudes en ponerte en contacto con EDP, Repsol, Iberdrola o la comercializadora que elijas. De hecho, la atención al cliente puede ser un aspecto determinante a la hora de contratar, por lo tanto si al ponerte en contacto con EDP o cualquier otra no resultas satisfecho podrás seleccionar otra compañía, hay más de 300 en España.

En la actualidad, puedes comunicarte con ellas a través del teléfono, de forma online o presencial, aunque no todas tienen oficinas, en el caso de EDP sí.

Por otro lado, si la casa es de obra nueva tendrás que dar de alta el gas y la luz. Aquí http://pueblosocial.es/dar-de-alta-el-gas/  te explicamos los pasos a seguir para activar los suministros. No obstante, no es un trámite inmediato. Si te preguntas cuánto tardan en dar de alta el gas, la respuesta es entre 5 y 7 días hábiles.

 

¿Por qué se caracteriza la arquitectura de eficiencia energética?

 

Como ya hemos mencionado anteriormente, los criterios arquitectónicos de este tipo tienen el fin de disminuir el consumo energético de la vivienda.

Así se emitirá menos CO2 a la atmósfera y se reducen los niveles de contaminación del planeta. Estas son algunas características de una casa eficiente:

 

  • Orientación. Bajo la premisa de aprovechar al máximo la luz natural, la casa ha de orientarse de tal forma que reciba mucha luz. Al mismo tiempo, en la orientación también tendrá un papel importante la ventilación.

  • Luces LED. Para todas las ocasiones en las que la luz natural no sea suficiente, la vivienda debe tener instaladas bombillas LED por sus múltiples beneficios. Para empezar, consumen un 80% menos de energía, no contaminan, son más resistentes y tienen una vida útil más larga.

  • Aislamiento térmico. No hay casa eficiente que no cuente con un buen aislamiento térmico. Esto significa que no existen las fugas de temperatura ni los puentes térmicos en tejados, suelos, paredes… El gasto en climatización es el justo y necesario.

  • Por último, muchas de estas viviendas instalan sistemas de autoconsumo para generar y consumir su propia energía. El más habitual son los paneles solares que se colocan en los tejados. Además, ahora los gobiernos de las comunidades dan ayudas económicas a los consumidores que se inician en el autoconsumo. Puedes ver el ejemplo de Cataluña en esta noticia.

Pin It on Pinterest

Abrir chat
Powered by